side-area-logo

Ratón Pérez

La salud de los más pequeños es lo más importante para nosotros. Por ello en Clínica Vilches disponemos de un equipo especializado en Odontopediatría que estará al cuidado de la salud bucodental de tu hijo y procurará el correcto desarrollo de sus dientes. Para ello le enseñaremos hábitos y comportamientos necesarios para ganar la guerra a las caries y a las enfermedades bucodentales más comunes.

Image module

Orientación para Padres

¿A qué edad debe acudir su hijo por primera vez al odontopediatra?

Se recomienda hacer la primera visita precozmente. A los dos años de edad pueden ya haber sufrido algún traumatismo dental, presentar caries o problemas de oclusión dentaria. La prevención y  el diagnóstico temprano podrían evitar tratamientos complejos.

La Sociedad Española de Odontopediatría anima a  comenzar con los cuidados en cuanto a hábitos, alimentación y adecuada salud bucodental desde incluso antes del nacimiento del niño. Está demostrada que, en los primeros años de vida, el espectro oral de los gérmenes maternos es co-responsable de la colonización de bacterias del niño y posterior incidencia de la caries.

Os indicamos algunos de los hábitos que debemos evitar: utilizar el chupete impregnado en alguna sustancia azucarada, permitir que el bebe se quede dormido con el biberón en la boca y limipiar la tetina del chupete con nuestra propia saliva.

Image module

¿Es necesario tratar los dientes de leche?

Los dientes de leche, pese a que se caerán en un futuro, se encuentran en la boca para desarrollar su función (al igual que los definitivos, participan en la masticación, estética, fonética y deglución): la pérdida de estos dientes puede suponer el menoscabo de estas funciones. Si aparecen caries en los dientes de leche se puede producir dolor e incluso infecciones y si estas caries son extensas, se pueden producir pérdidas de espacio lo que originará problemas en la configuración de una correcta arcada dentaria.

Image module

¿Pueden el uso del chupete o la succión del pulgar causar alteraciones en los dientes?

Es aconsejable comenzar a retirar el chupete entre los 12 y 18 meses, procurando no pasar de los 2 años para evitar ocasionar problemas en el desarrollo de las arcadas. La succión del pulgar u otros dedos pueden causar alteraciones en el crecimiento normal de los maxilares. La eliminación de estos hábitos debe hacerse lo más temprano posible para que pueda producirse una normalización espontánea de su crecimiento. Si esto no es posible podríamos orientarle con diferentes aparatos de ortodoncia para subsanar las alteraciones causadas.

Image module

¿Por qué mi hijo rechina los dientes cuando duerme?

Las causas no están claras pero pueden estar relacionadas con los factores psicológicos, contactos inadecuados entre los dientes y/o factores hereditarios.

El bruxismo puede producirse en determinadas fases del desarrollo de la dentición, en estos casos podría tener un carácter temporal.

Consejos de Salud

Alimentación para que su hijo tenga una boca sana:

La dieta desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la caries dental. Al metabolizar los azúcares se producen ácidos que atacarán la estructura mineral del esmalte. Además el déficit de vitaminas (A, D), calcio y fósforo pueden ocasionar alteraciones en el desarrollo dentario, lo cual puede traducirse en unos dientes más débiles. Las vitaminas C y K son importantes para el mantenimiento de unas encías saludables.

Existen una serie de alimentos más saludables para los dientes: el queso, los frutos secos, el pescado y las verduras. Algunas frutas y zumos de frutas tienen cierto grado de acidez, por ese motivo pese a ser altamente recomendable su consumo, deben tenerse las debidas consideraciones higiénicas después de la ingesta.

Limpieza correcta de la boca de hijo:

Suele ayudar situarse detrás del niño e inclinar hacia atrás la cabeza ligeramente. Conviene establecer un orden para no olvidar ninguna zona de la boca ni ninguna superficie dentaria. Para terminar, no olvides cepillar la lengua con cuidado para no producir arcadas.

Podemos comenzar cepillando las superficies masticatorias de las muelas con un movimiento de atrás hacia delante. Después, coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados contra el borde de la encía. Haz movimientos suaves desde la encía hacia el resto del diente. Este movimiento se utiliza para limpiar las superficies externas de los dientes, tanto posteriores como anteriores, superiores e inferiores. También se utiliza para limpiar las caras internas de los dientes posteriores.

Para limpiar las superficies frontales interiores, el movimiento es el mismo pero con el cepillo hacia arriba, en posición vertical.

¡Pídele un deseo al Ratón Pérez!